¿Las putas ya no venden?

Parece que el morbo de la prostitución, la violencia o las drogas ya no es igual de atractivo que en los setenta. Esa es la única explicación para entender el porqué de que The Deuce, la nueva serie de uno de los grandes showrunners por excelencia, no haya conquistado a crítica y público. Pero, ¿es esta la verdadera razón? Curioso, porque esta es precisamente la premisa bajo la que nace el argumento de la serie. Bajo las atractivas luces de la Gran Manzana, los chulos gestionan la vida de sus prostitutas a sus anchas, ellas ganan el dinero y ellos visten como Eddie Murphy en el Príncipe de Zamunda. Pero siempre se puede sacar más dinero.

Para quién no haya podido superar los dos primeros capítulos o no sea un seriéfilo experimentado es difícil entender ciertos aspectos de esta nueva serie protagonizada por James Franco. A ellos no les importan que quien firma cada capítulo sea David Simon, ni que este sea el creador de The Wire. Tampoco es que se hayan enterado muy bien de qué trata la serie tras el visionado de medio capítulo. Y para más inri, la nula presencia de presión en redes sociales que les obligue a estar al tanto de lo que han visto sus amigos/seguidores ha dado por muertas las pocas posibilidades de ser apreciada. Así, la nueva serie de uno de los gurús del mundo de la pequeña pantalla parece que no ha conquistado a tanta audiencia como tenía previsto. Sin embargo, aquí hay unos cuántos porqués para darle una oportunidad.

Para los morbosos, la primera razón es que la serie va sobre porno. Aunque, en un principio, parece que la prostitución se va a llevar todo el protagonismo, poco a poco, como es habitual en Simon y su escudero George Pelecanos, la idea central se va dejando acariciar. Y no es otra que el contexto en el que nació la industria del cine pornográfico. Un retrato algo sórdido de lo que podía ser a la vez, más crudo y más embellecido, de aquellas prostitutas que buscando alejarse de las calles y de sus chulos se veían embelesadas por la idea del cine. Situada en el punto medio, la fotografía contrastada, su gamma de colores y el juego de ambientes de la serie ejemplifican cómo Simon quiere contar esta historia, sobre la que solo ha puesto las bases, a través de sus personajes y del retrato de su contexto. De nuevo, una perspectiva urbana sobre lo que puede que haya ocurrido en la famosa intersección de la 42 de Manhattan.

UniformDaringChanticleer-size_restricted

Esta es una de las bazas de la serie. Alejándose del culebrón de personajes principales y secundarios, triángulos de amor y demás recetas ya escritas (y prescritas), este es un retrato coral en el que puede brillar cualquier personaje. Dentro de todos ellos se herije la descripción de la mujer coraje encarnada por Maggie Gyllenhall, que se sale en la encarnación de mujer independiente al borde de la sociedad. Ella, aunque lo pudiera parecer, no es la protagonista. Ni ella ni James Franco, sobre cuyos dos personajes gira la serie y quien ha dirigido hasta dos capítulos de esta narración. La protagonista es la mujer en los setenta y su papel en la sociedad, un retrato todavía necesario y que resulta curioso si se tienen en cuenta las recientes acusaciones que han recaído sobre el David Simon.
La amabilidad con la que está descrita la historia quita crudeza a lo que debe ocurrir en actos como los descritos en la ficción; la compra de mujeres, el aprovechamiento sexual de las mismas y el maltrato físico. Y es que todo lo que se muestra en la serie no está del todo conseguido pero a la vez sí es apta para todo tipo de espectadores. De alguna forma, se queda en el retrato superficial por lo que la empatía con la audiencia es muy difícil de conseguir, al menos para aquellos que retamos al realizador. Incluso el momento más crudo de todos (sí, el del último capítulo) se prevee de alguna forma y acaba por ser no acabar de  desgarrador.
Sin embargo, aunque lo que se quiere contar es demasiado, juzgando la trayectoria de Simon el retrato coral conseguirá, con suerte, retratar más adecuadamente lo que pretende en una segunda temporada, ya confirmada, en donde el retrato de los personajes será más profundo y se podrán percibir las consecuencias de lo que ya se ha contado hasta ahora.
Deuce-gif-pic.gif

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close