Joe La Reina y el adaptarse a Esas Nuevas Modas

💛: 7/10

Me ha costado, pero finalmente he encontrado lo que yo considero ser las palabras adecuadas para describir este disco, el segundo de Joe La Reina tras Bailamos por miedo (2014).

Esas Nuevas Modas presenta una portada limpia y lavada que no puede contrastar más con el contenido del trabajo, bello, pero sucio, e hipnotizante, pero desconcertante. La imagen de una chica (seguramente Leonor, la de la novena canción) echada sobre la mesa de un MacDonald’s y un “a.k.a. los chaveas” pegado a “Joelareina” (sí, todo junto) nos lleva a pensar que el conjunto de temas tendría una estética urbana, incluso de trap. Algo que no es puramente subjetivo. En su intento por buscar un sonido original (con el que ya contaban, en mi humilde opinión), el grupo ha flirteado con sonoridades similares a las de The XX y Alt-J, al introducir elementos de electrónica en sus canciones. No quiero decir, claro está, que intentaron “modernizarse” (por llamarlo de alguna manera), pero sí es cierto que en algunas pistas la influencia de la escena musical urbana se come totalmente a la esencia propia del grupo del que me enamoré hace tiempo, escuchando ‘Oh, la Mía Pena’ y ‘En una Casa Junto al Mar’.

A pesar de todo, Joe La Reina ha intentado conservar su acústica y su plasticidad mostrando brillantes riffs y golpes de guitarra que, aunque breves, destacan entre el mejunje -al igual que la letra directa y sincera de Lucas Malcorra, autorreferencial por momentos, tanto a nivel personal como grupal:

“Llueve de camino a casa
Ya cumplí con el servicio hoy
Otro día, otro día voy
Alejándome de lo que soy”

Tras unas cuantas escuchas uno se acostumbra a la fascinante asimetría de los compases y comienza a cantar las letras como si las canciones llevasen años publicadas.

Pese al viraje estilístico, Joe La Reina como concepto se conserva íntegramente. Las canciones de trap acústico orgánico como ‘Chico’ no tienen nada que ver en lo tocante al estilo con temas como ‘Otro día’, que se asemejan más a canciones de Mac DeMarco en lo musical, y de Porter, en lo vocal, con guitarras vibrantes y voces agudas al borde del falsete. Aún así, y de alguna extraña forma, el disco posee una rara coherencia interna que se hace más y más agradable con cada nueva escucha. Un trabajo realmente sólido por parte del grupo.

Canción favorita: ‘Nadie me representa’

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close