La Princesa Prometida, 30 años de la fábula mas moderna jamás creada.

Cualquiera que haya revisitado un albúm fotográfico de sus padres tiene una imagen mental de lo que fueron los ochenta; cardados imposibles, filtros desenfocados y camisetas de naranjito. Pero, además de los fabricantes de laca, otro gremio vivió una época dorada durante esta década, y lo hicieron desde el sitio donde los sueños siempre se hacen realidad: Hollywood.
Indiana Jones, Regreso al Futuro, Los Goonies, Cazafantasmas y un sinfín de blockbusters más hicieron que la venta de entradas se disparase durante unos años prodigiosamente prolíficos. Un sinfín de historias originales, progresistas y valientes que no solo se convirtieron en películas de culto sino que enseñaron a generaciones venideras el verdadero significado de el cine.

En plena década de gloria (1987) y sin que nadie la esperase, se estrenaba en salas La Princesa Prometida. Desconocemos si entre las aspiraciones vitales de el director Rob Reiner y el guionista William Goldman estaba la de pasar a formar parte de la historia del séptimo arte, pero “os doy mi palabra de español” de que lo consiguieron, y vaya si lo consiguieron.
Repleta de aguerridos piratas, espadachines justicieros, duelos de ingenio y el mejor beso de la historia de los besos, La princesa prometida se coronó como la película de aventuras mas venerada de su género. El brillante guión de William Goldman (que adapta su propia novela) ofrece una narración fluida a la que es imposible verle las costuras y que desmonta los relatos clásicos de una manera tan ingeniosa que no existe tregua para el espectador.

El arte de contar historias es el alma de la cinta, ya que es el abuelo (interpretado por Peter Falk, pero en mi casa se le conoce como Colombo así que lo llamaremos así a partir de ahora) quien convence a su “convaleciente” nieto (Fred Savage) de que abandone la Nintendo para escuchar un particular cuento de hadas que le enseñará, entre otras muchas cosas, el amor incondicional hacia la lectura.
Colombo sumerge de esta manera a su nieto en la historia de Wesley (Cary Elwes) y Buttercup (Robin Wright), una pareja de campesinos enamorados (“como desees” siempre significará “te quiero”) que se ven forzados a separar sus caminos, para mas adelante, reencontrarse en un ambiente hostil y enfrentarse a un malvado príncipe.

En el país de Florin descubriremos a otros personajes tan memorables como “Hola. Me llamo Iñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir” (Mandy Patinkin) y Fezzik (el ex luchador André el gigante) quienes a primera vista parecen un par de brutos malandrines sin escrúpulos pero que se convierten en el alma de la historia gracias a su nobleza y su heroicidad.
El “inconcebible” siciliano Vizzini (Wallace Shawn), el malvado y cobarde Príncipe Humperdinck (Chris Sarandon) o el descacharrante Max el Milagroso (Billy Crystal fue el culpable de que el rodaje se retrasara varios días debido a las carcajadas que su interpretación provocaba al equipo de la película) completan una historia que homenajea al género de aventuras y que posee un equilibrio estético capaz de cautivar a personas de cualquier edad y de cualquier parte del mundo.

Y es que treinta años despues, La Princesa Prometida transmite y reivindica valores que el cine de los últimos años parece haber olvidado por completo. Un cuento de hadas inteligente y tierno que reivindica la lealtad y el amor,nos emociona a manos llenas, nunca cansa y siempre sorprende.
Así que preparad vuestros bocadillos de cordero, lechuga y tomate para volver a visitar los acantilados de la locura, batiros en duelo contra el temido pirata Roberts, huir despavoridos de los R.A.G (Roedores de Aspecto Gigantesco) y descubrir que el amor verdadero (faaa rooo leee rooo) es lo mas grande del mundo.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close