Get Out, las apariencias no engañan.

Ya lo dijo Antonio Machín en su día: el pintor pinta con amor pero nunca ángeles negros. A pesar de esta referencia inicial al rey de los boleros hoy nos toca hablar de un cóctel de géneros cinematográficos que no deja de cosechar éxitos, la comedia y el terror. Sátira y atmósfera inquietante a partes iguales que se unen en Get Out, la ópera prima de Jordan Peele que ha cautivado a crítica y público en plena era Post Obama.

Me gusta mucho el golf, sobre todo Tiger Woods”

La premisa de la cinta de Peele nos resulta familiar en un principio, Chris, un fotógrafo de éxito se prepara para conocer a los padres de su guapísima (y blanquísima) novia Rose. Su única preocupación es que sus futuros suegros desconocen el hecho de que es afroamericano pero, ¿porqué debería ser eso un problema? En una sociedad que siente la necesidad constante de recordarnos que no es racista (“Mis padres habrían votado por Obama una tercera vez”) Get Out decide criticar la hipocresía y deja a un lado a quienes llevaron a Trump al despacho oval para señalar con el dedo a la privilegiada y autoindulgente clase liberal.

Ayudada de una trama en la que el terror está en la superficie y donde lo sobrenatural, el drama, el humor negro y hasta el gore se encuentran escondidos entre líneas. La película, que podría considerarse una macabra versión de la clásica “Adivina quien viene esta noche”, decide presentarnos situaciones banales y cotidianas que poco a poco van dibujando un cuadro en el que notamos que algo no va bien.

A pesar de tratarse de su primera película, Peele se luce en todas las decisiones técnicas sobre todo en la tensa fotografía, que nos hace sentir realmente incómodos a medida la trama avanza. Su reparto tampoco se queda atrás; Daniel Kaluuya (Black Mirror) brilla en el papel protagonista, nos transmite su desconfianza con una facilidad asombrosa y se convierte en el alma de la película, Allison Williams (Girls), Catherine Keener (Captain Philips), Bradley Whitford (The West Wing) y un desternillante LilRel Howery (Get a Job) que nos ofrece algunos de los mejores gags cómicos de la película.

Con un presupuesto total de cuatro millones de dólares, Get Out ha conseguido convertirse en el fenómeno de terror social del año. Y es que, en una época donde los conflictos de identidad política parecen cotizar al alza no podemos más que aplaudir la decisión de Jordan Peele de encarar de frente un tema peliagudo que no hace ninguna gracia; y no, no nos referimos sólo a visitar a los suegros.

Get Out se estrena en España el viernes 19 de mayo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close