Buscando a Dios I

Encontrar a Dios te puede cambiar la vida. Pero recuerda escoger al adecuado. La equivocación puede costarte la credibilidad, el honor, el respeto o incluso la vida. Paradójicamente, en estos tiempos en los que se está asesinando al creador en cada vez más partes del mundo, encontrar al correcto puede implicar casi las mismas consecuencias. Tema recurrente en el cine, suele presentarse más como provocación que como respuesta divina. Una sociedad cada vez más secularizada responde así a tantos siglos de dominación religiosa.

Dando un paseo por el cine británico de principios del milenio me encontré con Steve Coogan. Interpretaba a un decadente y pasado de curvas Tony Wilson en 24 hours Party People. Y encontró a Dios. Ya sea por las drogas o por su galopante arrogancia (probablemente la comunión entre ambas) vio a una versión de sí mismo brillante y levitante que, para más inri daba unos consejos cojonudos. ¿Qué más quieres? Tu Dios eres tú, tus consejos son brillantes y, por encima de todo, poder contárselo a tu parroquia.

tumblr_n0p4szGUYQ1tsn2woo1_500.gif

Y seguí buscando. Ahí estaba Hank, the Angry Dwarf. En el clásico de culto El Vengador Tóxico 4 la representación del altísimo cambia de perspectiva. El legendario humorista se pone los ropajes divinos. Tony Wilson y su sabiduría ególatra da paso a un nuevo modelo. La figura del sátiro. Un sátiro que se jacta de todas las maldades que ha enviado y que enviará al ser humano. Con insistencia le pide a Toxy que le diga de su parte al Papa que pare de llamar. Que lo deje en paz. Un Dios que no ha muerto. Un Dios que se lo hace. Y que se ríe.

Pero después vi a una mujer. Y me sonaba de algo. Kevin Smith en Dogma daba un mazazo al conservadurismo cristiano colocando a Alanis Morrisette como figura divina. Se ve que Buddy Christ no le pareció suficiente. Ni Chris Rock como el apóstol nº13. Ni la constante crítica a la Iglesia (en mayoría críticas facilonas pero se agradecen). Aún así, colocar a Alanis, icono de la cultura pop en lo más alto de la jerarquía celestial fue precioso. Un acto subversivo que transformó la clásica figura de Dios como solemnindad y masculinidad en feminidad y juventud.

tumblr_o8ickbE1zJ1urli1fo1_500.gif

¿Pretendería ese nivel de provocación Tom Shadyac? Morgan Freeman como Black God. Suena a disturbios entre panteras negras y supremacistas. Pero se queda ahí. Más que porque fuesen tiempos de modernidad supongo que fue porque la provocación ni se asomó por lo descafeinado de la propuesta de Como Dios. Además Morgan Freeman es muy querido, y el formato de película para toda la familia con un Jim Carrey haciendo lo suyo hizo que explotara la taquilla. Guión complaciente y palmadita en la espalda. Aunque a veces fantaseo con una conversación entre este Morgan y el de Secretos de la Tierra.

G3fPad8N68GfS

Pero dejemos de lado a estos falsos ídolos. El siglo XXI consagra y expande la revolución de las telecomunicaciones. Nuestros dioses comienzan a ser otros, la semana que viene podrás averiguarlo en la parte II de Buscando a Dios.

Anuncios

1 comentario en “Buscando a Dios I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close