Big Little Lies: no es oro todo lo que reluce

HBO presentaba el pasado 20 de febrero uno de sus proyectos más esperados del año, la adaptación de la novela australiana Big Little Lies producida por dos de las actrices mas importantes del panorama cinematográfico actual: Reese Witherspoon y Nicole Kidman.

La historia, adaptada a la pequeña pantalla por el creador de Ally McBeal, cuenta con un reparto de bandera liderado por Witherspoon y Kidman y que incluye a intérpretes de la talla de Laura Dern, Shailenne Woodley, Adam Scott, Zoë Kravitz o Alexander Skarsgard. Al frente de este proyecto nos encontramos a uno de los directores favoritos de la crítica, el canadiense Jean Marc Valle. Conocido por las maravillosas Wild o Dallas Buyers Club, toma el timón de este thriller psicológico y emocionalmente inestable.

En siete intensos capítulos se nos ofrece la posibilidad de conocer Monterrey, un pueblecito californiano cuyos habitantes desconocen el concepto de salario mínimo. Un lugar aparentemente idílico en el que las mujeres se dividen entre empresarias exitosas y amas de casa polifacéticas, lo que provoca enfrentamientos silenciosos y una constante necesidad de aprobación por parte de los demás.

A pesar de esto las mujeres de Monterrey comparten una motivación común que podríamos definir como el hilo conductor de la serie: la maternidad.

El contraste entre su, aparentemente, perfecta vida de cara a la opinión pública y la realidad que viven en sus hogares a la hora de relacionarse con sus hijos, y mostrarse tal y como son, es lo que nos permite conectar emocionalmente con la historia mas allá del misterio de la trama.
Y es que la serie comienza con un asesinato en una gala de recaudación de fondos de un colegio de primaria, uno de los numerosos eventos a los que acuden asiduamente las madres de Monterrey y que destroza, de repente, la modélica y segura burbuja en la que viven. Ayudados de una estructura en dos tiempos, la vida de las protagonistas es narrada por sus vecinos mientras son interrogados por la policía que investiga el caso (un recurso que nos recuerda a otra exitosa producción de HBO, la primera temporada de True Detective).

big-little-lies

A pesar de las críticas que tildan a la producción de no funcionar como thriller, Big Little Lies ofrece uno de los dramas mas emocionales y necesarios de los últimos años. Desde el momento en el que la trama avanza y conocemos a los personajes el asesinato se convierte en un mero macguffin, una razón para sumergirnos de lleno en sus perfectas y desconcertantes vidas.

Reese Witherspoon brilla en su papel de madre resentida, Laura Dern representa a la exitosa trabajadora que se siente culpable de no pasar más tiempo con su hija pero quién de verdad ofrece la interpretación mas brutal y llena de matices es Nicole Kidman (aprovechamos para pedirle perdón por reírnos de su manera de aplaudir) cuyo personaje Celeste es un ejemplo magistral de las mujeres que viven una relación abusiva.

Desde SONwall os recomendamos que hagáis oídos sordos a los que encasillan a esta serie como “culebrón” o “telefilm de domingo por la tarde” y que disfrutéis de una producción única y profundamente carismática que nos recuerda que, a pesar de lo mucho que se esfuerza Donald Trump, las mejores mentiras siempre serán las de nuestras madres.

Big Little Lies shailene woodley reese witherspoon nicole kidman zoe kravitz GIF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close