Destripando los Oscar: con Trump hemos topado

A cualquier escala predecir siempre es difícil. Las nominaciones para mejor película de habla no inglesa no son para menos. Este año las películas hablan francamente, ya que dos de ellas se basan en hechos reales. Siendo probablemente el larguísimo metraje “Toni Erdmann” el más sonado durante la carrera hacia los Oscar por su gran éxito, me gustaría apostar por El Viajante, el segundo gran éxito de Asghar Farhadi en estos premios. Que de ganar supondría además una polémica, puesto que el director iraní no podrá acudir a la gala debido al cierre de fronteras de Trump.

Forushande (El viajante) es una adaptación de la obra teatral de A.Miller que asume la dignidad de las personas en el centro de los focos. La mudanza de una pareja iraní, debido a problemas estructurales en su piso, es el inicio de la historia. Aunque este problema inicial parece de pequeña magnitud, la pareja se enfrenta a multitud de dificultades en su nueva estancia. Forushande descompone la mentalidad humana, desde diferentes perspectivas y dependiendo de la implicación que se tenga propone qué nos pueden llevar a asumir un suceso de una manera u otra. De esta forma, Asghar Farhadi cautiva al espectador combinando el emocionante realismo que emana de un elaborado guion, con los respiros dramatúrgicos que nos ofrecen sus personajes.

tumblr_ob5qu0lpuc1qij8uso6_400

Cuando una historia se extiende en tiempo más de lo corriente, resultan excepcionales los casos justificados. El éxito europeo que cosechó Toni Erdmann abala dicha justificación. No es de extrañar que Hollywood se haya echo eco de las buenas críticas para promocionar esta película en la que las situaciones y sentimientos que se intercambian los protagonistas demuestra cómo se influyen mutuamente dos personalidades antípodas. La compleja relación entre un padre y su hija se debe a que ella es una disciplinada mujer dedicada a los negocios y él un bromista con pocas habilidades en lo formal. Dos personajes que al igual que las actuaciones de Sandra Hüller y Peter Simonischek ofrecen una gran sinergia dramática, familiar y con esquinas de humor.

La isla oceánica de Tanna, donde diversas tribus mantienen fielmente sus tradiciones, es el paradisíaco escenario donde, de forma cinematográfica, se homenajea un hecho real. El largometraje ilustra uno de esos sucesos que marcan un punto de reflexión e inflexión en los valores de una sociedad, ascendiendo de lo anecdótico a lo simbólico. Esta diferencia, no sutil, hace que algo llegue realmente a ser impactante. En distintas magnitudes, Tanna muestra una historia donde las emociones, enfrentamientos, política y razón convergen en una historia de amor tribal, muy compatible con Hollywood y brillantemente ejecutada por un reparto anfitrión que materializan la “romeoYjulietista” historia que proponen sus directores Bentley Dean y Martin Butler,  bajo una banda sonora a la altura de las interpretaciones.

a_man_called_ove_photo_by_anders_nicander_0

Entre las nominadas se encuentra también En mann ved navn Ove (un hombre llamado Ove), sobre un hombre cascarrabias que no encuentra el momento adecuado para sucidarse. Parte de la narración es ilustrada a través de distintos episodios frutos de las analepsias del personaje que dan a conocer su vida. La película pone de manifiesto los valores por los que merece la pena vivir, con una estética bastante cuidada, siendo probablemente esto último lo más destacable.

La última de las nominadas extranjeras es la cruda Land of mine. Su virtud es la de exponer un tema poco conocido a nivel internacional. A una cota de quince centímetros bajo la arena se encuentran las minas antipersona depositadas en las costas danesas por el ejército nazi a finales de la Segunda Guerra Mundial. Una longitud similar tienen las inexpertas manos de los niños prisioneros alemanes, reclutados para desactivar dichos artefactos. La película arranca con una notable violencia, que se irá desglosando no solo en violencia física, también psicológica y moral, consiguiendo despertar en el espectador conciencia sobre lo que podría suponer ser prisionero. Aunque el guión arroja ciertos brillos de humanidad, se trata de un drama bélico muy a la altura de otras referencias del género.

giphy

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close