Destripando los Oscar: El documental es cine, y el cine, ¿es blanco?

 

Por lo visto Hollywood se ha puesto las pilas. “¿Pero qué racista, ni qué racista?” Pensó ese puñado de personalidades mayoritariamente ancianas, mayoritariamente blancas y mayoritariamente varones. “Vamos a petarlo. Van a flipar”. Parece que ha habido una confabulación entre productores y críticos. A primera vista todo es racial. Algunos casos se escapan, pero parece que el #OscarsSoWhite ha sido un tirón de orejas para la industria. No creo que valga para que el selecto club de quienes otorgan el premio se diversifique, una investigación de LA Times determinó en 2014 que el 94% de los académicos eran blancos, pero sí puede servir a lo mejor para hacer las paces con Will Smith. Porque sí, 6 de las 8 nominadas abordan en mayor o menor medida la problemática de inclusión de la población afroamericana en Estados Unidos.

concussion-featured-image

Y los documentales no iban a ser menos. No es que se sobrevaloren ciertas propuestas en aras de una discriminación positiva, simplemente cabe resaltar la asombrosa coincidencia, pensando en ciertos productores que han sabido poner el foco donde había llama, para abordar con firmeza una realidad enferma de una profunda violencia estructural hacia sectores muy amplios de la población. O ganar unos buenos lereles quedando de progres, quién sabe. En esta vida hay que desconfiar siempre.

Tres son los documentales que enarbolan el #blacklivesmatter. I am not your Negro, 13th y OJ made in America. La primera y la tercera son claramente las favoritas. Y la primera la cito porque, aunque 13th sea mi favorita de las tres, y la más polémica probablemente, la Academia de Hollywood parece que aún le pone palos en las ruedas a la plataforma Netflix. No he investigado nada del tema, pero tengo la teoría (teoría de bar, por supuesto) que el modelo de negocio va más allá de la producción convencional de las películas, por lo que los viejos dinousarios ven con recelo este nuevo modo de producción. Este pensamiento surge por el maltrato que recibió Beasts of No Nation, de lo mejor de su año a mi juicio.

image

OJ made in America se llevará el Oscar a mejor documental fijo. No debería tener esta arrogancia, pero estoy completamente seguro. Es un grandísimo y elaborado planteamiento, que trasciende de la propuesta convencional documental para transmitir una profunda carga emocional. Esto sin desmerecer nunca el aspecto periodístico de la proposición, aprovechando sus siete horas y media para desentrañar los demonios más escondidos y arraigados de la sociedad estadounidense. Pero vamos, que prefiero 13th. Quizás Fuego en el mar (por su propuesta), de haber sido capaz de conjugar la información con la emoción con la precisión de OJ habría dado más que hablar. Life, Animated también es un gran documental, pero sin abarcar un tema que despierte tanto a las masas como los anteriores, sin duda es el más original. Así que darle la enhorabuena a Ezra, te lo has ganado TITAN.

20oj-master768

Anuncios
Categorías CINE / SERIES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close