Sold out y una larga cola a las puertas de la mítica Wurlitzer. Así afrontaba este sábado, el dúo catalán Cala Vento, el que sería su primer concierto en Madrid tras el estreno de su segundo trabajo. Las expectativas que guardaban los asistentes ante la llegada de Joan y Aleix eran altas. Y sin telonero previo, pero ante un mar de aplausos procedente de colegas y admiradores, saltaron al escenario para presentar su segundo LP, Fruto Panorama.

unnamed-1
Hay Que Arrimar’ fue la canción escogida para empezar el concierto en el que apenas hubo cambios de intensidad debido a los ritmos cañeros de sus temas, compartiendo protagonismo batería y guitarra casi al 50/50 en la mayor parte de sus temas. Tras un inicio imponente animando a bailar antes de lo esperado con temas como ‘Estoy Enamorado de Ti’,Historias de Bufanda’ y ‘Sin Apenas Conocernos’, ya la calma llegaría a mediados del bolo de la mano de ‘Hoy Es Un Gran Día’, con un principio cantado simultáneamente por el cálido público. ‘Nueve Toros’ resultó más movedizo y palpitante todavía. Especialmente cuando el dúo, alzando la voz en sincronía con los asistentes, cantaba la frase “salimos de Barcelona hacia Madrid, y a mí ¿quién me lo iba a decir?”.
unnamed-6
Ya para acabar, la guinda del pastel fueron algunos de los temas antiguos como ‘Unos poco y otros tanto’, ‘Isabella Cantó’ y ‘Abril’, incitando a los pogos y a dejarse la voz sí o sí tras casi una hora. Termina el concierto. Realmente agradecidos y casi sin creérselo, los chicos se abrazan y se quedan en el escenario recibiendo los aplausos de un minuto de duración. Tanto estos aplausos como la petición unánime de un bis cantada a coro hicieron que los de l’Empordà no pudiesen ni bajarse del escenario, decidiendo conceder una última canción para el tan animado público: ‘Fetén’, de su último lanzamiento.
unnamed-9
Para algunos, los Japandroids “made in Spain”, Cala Vento es un grupo que no defrauda y aporta algo diferente en el panorama musical actual de nuestro país. Saben cómo hacernos mover con su sonido flamante y sus canciones de letras pegadizas; merecedoras de ser escuchadas en directo, al menos, otra vez más.
Sara Meinz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *